GIRD (déficit de rotación interna glenohumeral): Los movimientos repetitivos pueden alterar las características de la articulación del hombro, proceso conocido como “remodelación”. La cabeza del hueso de la región superior del brazo (húmero) rota dentro de la cavidad de la escápula (glenoidea). Lanzamientos repetidos por encima de la cabeza, como sucede en el caso de un lanzador en el beisbol, aumentan el grado de rotación externa y hacia afuera de la región superior del brazo, pero disminuyen la posibilidad de rotación interna o hacia adentro. Esto se conoce como déficit de rotación interna glenohumeral.

Regresar a Terminología en Medicina del Deporte