Los desgarros del bíceps pueden corresponder a una lesión de hombro o a una lesión de codo. El bíceps es el musculo que se encuentra en la región frontal de su brazo, justo debajo del hombro. Es un musculo fuerte de la región superior del brazo que le ayuda a rotar su brazo, levantar objetos y flexionar el codo. Los tendones del bíceps unen el musculo a los huesos tanto en el codo como en el hombro. Si estos tendones se desgarran, ya sea debido a una caída, a una lesión deportiva (ver Generalidades de lesiones) o por uso intenso de los mismos, Usted puede perder fuerza en la parte superior de su brazo y experimentar dolor con los movimientos.

Hay dos variedades de desgarros del tendón del bíceps:

  • Desgarro completo, que separa el tendón en dos secciones.

Los desgarros pueden ocurrir a nivel del hombro (desgarros proximales) o del codo (desgarros distales).

La mayoría de los desgarros son consecuencia de exigencia constante y del uso intenso del músculo y tendón del bíceps. Se ven clásicamente en personas que levantan peso y realizan entrenamiento de fuerza, y generalmente comienzan con el desgaste del tendón. A medida que la lesión progresa, el tendón comienza a desgarrarse. Estos desgarros pueden ocurrir de dos maneras:

  • En la articulación del hombro: La rotura del tendón proximal del bíceps es una lesión del tendón del bíceps que ocurre cuando este ingresa a la articulación del hombro. El tendón es vulnerable a las lesiones en esta localización porque gira marcadamente a la derecha al entrar a la articulación y se moviliza hasta 2 pulgadas en sentido superior e inferior con los movimientos del hombro. Es en esta región que el tendón del bíceps se desgarra con más frecuencia y ocurre generalmente en pacientes mayores de 60 años. Esta lesión se asocia frecuentemente con desgarros del manguito rotador. En algunos casos los síntomas pueden ser mínimos y la lesión cura por si misma; en otros casos se produce una deformidad notoria (músculo de Popeye) y contractura muscular. La cirugía puede ser de utilidad para tratar algunos casos de contractura, debilidad y deformidad.
  • Desgarro o rotura del tendón del bíceps en la articulación del codo: La rotura distal del tendón del bíceps es una lesión que ocurre en la articulación del codo. Afecta generalmente a hombres de mediana edad y es causada por levantar objetos pesados o por la práctica deportiva. Generalmente se produce un chasquido audible cuando se produce el desgarro.  La mayoría de las personas que sufren este tipo de lesión requerirán cirugía para corregir el problema.

Síntomas Lesiones del Tendón del Bíceps

Los síntomas asociados con la rotura del tendón del bíceps incluyen dolor agudo y de aparición brusca en el brazo, a veces asociado con un chasquido audible. Es frecuente experimentar contractura, dolor, coloración violeta y sensibilidad del hombro, bíceps y codo. A su vez generalmente resulta dificultoso girar la palma de la mano hacia arriba o abajo.

Tratamiento Lesiones del Tendón del Bíceps

Es importante señalar que el bíceps tiene dos uniones al hombro: Una cabeza larga y una cabeza corta. La cabeza larga es el tendón que se lesiona con más frecuencia en el hombro.  Las lesiones de la cabeza corta del bíceps son extremadamente raras, mientras que las de la cabeza larga extremadamente comunes. Dado que existe esta segunda unión al hombro, muchas personas pueden hacer funcionar y utilizar sus bíceps aun cuando la cabeza larga se encuentra severamente dañada o aun completamente seccionada. Esto implica que muchas personas pueden funcionar normalmente con un desgarro del bíceps y solo requerirán tratamientos simples para aliviar los síntomas.

No quirúrgico

El tratamiento no quirúrgico de una lesión del tendón del bíceps incluye reposo del brazo lesionado y evitar actividades que puedan haber causado la lesión (levantamiento de objetos pesados o entrenamiento de fuerza). La aplicación de compresas frías y de hielo ayudan a combatir la inflamación y el dolor. También pueden tomarse medicación antiinflamatoria y medicamentos no esteroideos para alivio del dolor. Lo aconsejaremos sobre varios ejercicios de terapia física que puede realizar en su casa que lo ayudarán con la flexibilidad y la fuerza.

Quirúrgico

Existen varios procedimientos nuevos disponibles para reparar el tendón lesionado con incisiones mínimas utilizando cirugía artroscópica. El objetivo de la cirugía es unir el tendón lesionado nuevamente al hueso. En el hombro, la cabeza larga del bíceps se vuelve a unir utilizando un abordaje subpectoral (por debajo del musculo del pecho) que une la cabeza larga del bíceps a la parte superior del hueso del brazo (húmero proximal) utilizando un pequeño tornillo y una sutura. El Dr. Millett ha realizado literalmente más de mil de estos procedimientos con gran éxito. Una vez que la curación es completa los pacientes tienen fuerza y funcionalidad normal, la cicatriz se hace invisible en la axila y el musculo recupera su aspecto normal.

Cuando el tendón se encuentra lesionado en el codo, la reparación se realiza mediante una pequeña incisión y se vuelve a unir el tendón lesionado al hueso del antebrazo (radio) utilizando suturas y un pequeño artefacto de fijación. El Dr. Millett ha participado en el desarrollo y en la enseñanza de esta técnica. Los resultados son excelentes y puede esperarse la recuperación completa en 3-4 meses.

Conozca Cómo Podemos Ayudarle a Mantenerse Activo

Solicite una Consulta