La inestabilidad posterior traumática puede ocasionar lesiones osteocartilaginosas de gran tamaño cuando la cabeza humeral se ve comprimida contra el borde posterior de la cavidad glenoidea. Esta lesión recibe el nombre de Hill- Sachs invertida. Estos defectos osteocartilaginosos pueden ser muy grandes en el caso de dislocaciones crónicas. Incluso en casos de dislocaciones posteriores agudas, la reducción cerrada puede ser muy dificultosa cuando la cabeza humeral se encuentra atrapada por atrás y encima de la cavidad glenoidea. En estos casos puede ser necesario practicar la reducción, ya sea ésta cerrada o abierta, bajo anestesia general con relajación muscular. Cuando el defecto en la región anterior de la cabeza humeral es de gran tamaño puede ser necesaria una reconstrucción para mantener la estabilidad. El manejo debe adaptarse a cada paciente en particular y dependerá de múltiples factores, incluyendo el tamaño del defecto, la duración de la dislocación, la calidad del hueso, el estado del cartílago articular, y el estado general de salud del paciente.

Conozca Cómo Podemos Ayudarle a Mantenerse Activo
SOLICITE UNA CONSULTA