Se revisaron once casos de inestabilidad anterior recurrente traumática que requirieron reconstrucción ósea por severa pérdida ósea en la región anterior de la cavidad glenoidea. En todos los casos, el largo del defecto glenoideo anterior excedía el radio mayor anteroposterior de la cavidad glenoidea basado en la evaluación preoperatoria mediante una tomografía computada tridimensional. La reconstrucción quirúrgica se realizo utilizando un injerto óseo intraarticular tricortical proveniente de la cresta ilíaca para restablecer la concavidad y el ancho de la cavidad glenoidea. El injerto fue fijado mediante tornillos canulados en combinación con una reparación capsular anteroinferior.

Conozca Cómo Podemos Ayudarle a Mantenerse Activo
SOLICITE UNA CONSULTA