El hombro actúa como una articulación de tipo esfera y cavidad permitiéndole a las personas imprimirle a esta región el mayor rango de movimiento de todo el cuerpo humano. La artritis de hombro se produce cuando el cartílago articular comienza a desgastarse desapareciendo de este modo su cubierta de protección. Los resultados de la artritis de hombro son el dolor permanente, la inflamación y el edema. Los pacientes que sufren de artritis avanzada y que ya han recibido tratamientos conservadores del tipo medicación, terapia física y en algunos casos cirugía artroscópica – sin resultados positivos – pueden ser candidatos a cirugía de reemplazo de la articulación del hombro.

Existen dos tipos de cirugía disponibles para el reemplazo articular del hombro: la cirugía de reemplazo anatómico total de la articulación y el hombro invertido total.

A su vez, una alternativa al reemplazo total de hombro es la preservación articular y restauración cartilaginosa, también conocida como procedimiento CAM. En la restauración cartilaginosa el tejido de la articulación del hombro es regenerado o trasplantado de tejido de donante.

Dependiendo de su cirugía específica Usted podrá comenzar con la terapia física en el hospital luego de la cirugía o inmediatamente luego de su alta hospitalaria. Se le instruirá con respecto a la realización de ejercicios de péndulo por su cuenta. Puede utilizar su brazo desde el codo para abajo, pero debe evitar cualquier movilización activa del hombro hasta que el Dr. Millett se lo indique. Se le indicará un protocolo completo de terapia física en su primera visita postoperatoria.

Conozca Cómo Podemos Ayudarle a Mantenerse Activo
SOLICITE UNA CONSULTA