El patrón de erosión eccéntrica glenoidea posterior y contractura anterior de los tejidos blandos  no es infrecuente en individuos con osteoartritis glenohumeral. Las técnicas quirúrgicas generalmente incluyen corrección de la orientación glenoidea a su posición neutral y liberación anterior de las partes blandas. Biomecánicamente, esto balancea las fuerzas a través de la articulación promoviendo una carga biomecánica mas normal a lo largo de la cavidad glenoidea así como un mayor rango de movimiento. A pesar de estos objetivos, la corrección de una erosión posterior severa de la glenoidea durante la inserción de un hombro total puede ser un desafío. Existen tres soluciones potenciales para implantar el componente glenoideo y restaurar la versión adecuada: (1) Aumento del cemento posterior/Implante con aumento, (2) Injerto óseo posterior, y (3) fresado asimétrico de la glenoidea anterior para descender el lado alto y corregir la retroversión.

Resuperficialización de la Cavidad Glenoidea: ¿Cuáles son los límites al Fresado Asimétrico para la Erosión Posterior?

Conozca Cómo Podemos Ayudarle a Mantenerse Activo
SOLICITE UNA CONSULTA